Artigo Original

IDENTIFICACIÓN FORENSE EN CADÁVERES NO IDENTIFICADOS A PARTIR DE TATUAJES: REPORTE DE UN CASO

Como citar: Santiesteban MG, Ileana DJV, Rodríguez PD, Javier IBR, Baltazar AJ, Rodríguez ED, Méndez JH, Vaca Flor SP. Identificacion forense en cadáveres no identificados a partir de tatuajes: reporte de un caso. Persp Med Legal Pericias Med. 2022; 7: e220611

https://dx.doi.org/10.47005/220611

Recebido em 02/06/2022
Aceito em 20/07/2022

Los autores informan que no existe conflicto de interés

IDENTIFICAÇÃO FORENSE EM CADÁVERES NÃO INDENTIFICADOS A PARTIR DE TATUAGENS: RELATO DE CASO

FORENSIC IDENTIFICATION OF UNIDENTIFIED CORPSES FROM TATTOOS: A CASE REPORT

Melo Santiesteban Guadalupe (1)

https://orcid.org/0000-0003-0064-1038

Jácome Valdez Ileana Dominic (2)

https://orcid.org/0000-0002-0415-0087

Denis Rodríguez Patricia (3)

https://orcid.org/0000-0002-8521-7705

Baltazar Ramos Javier Iván (3)

https://orcid.org/0000-0002-5408-6693

Jiménez Baltazar Alberto (4)

https://orcid.org/0000-0001-8775-9148

Denis Rodríguez Edmundo (4)

https://orcid.org/0000-0002-9110-2613

Huesca Méndez Javier (5)

https://orcid.org/0000-0001-6802-2351

Pantoja Vaca Flor Saúl (6)

https://orcid.org/0000-0002-4318-8272

(1) Universidad Veracruzana, Instituto de Medicina Forense, Patología forense, Boca del Rio, Veracruz, México (autor principal).

(2) Fiscalía General del Estado de Puebla, Departamento de medicina legal, Puebla, Puebla, México (autor secundario, redacción).

(3) Universidad Veracruzana, Instituto de Medicina Forense, Departamento de Medicina Legal, Boca del Rio, Veracruz, México (autor secundario).

(4) Universidad Veracruzana, Instituto de Medicina Forense, Departamento de anatomía y antropología forense, Boca del Rio, Veracruz, México (recolección y procesamiento de datos).

(5) Universidad Veracruzana, Instituto de Medicina Forense, Boca del Rio, Veracruz, México (recolección, procesamiento de datos).

(6) Caja Nacional de Salud, Departamento de Anatomía Patológica, La paz, Bolivia (autor de correspondencia).

gmelo@uv.mx

RESUMEN

Introducción: En la identificación forense de cadáveres desconocidos se emplean varias herramientas clínico tecnológicas a fin de obtener datos que puedan ser de relevancia en la investigación judicial, una de ellas es el registro y documentación de tatuajes; los tatuajes son modificaciones corporales basadas en diversas marcas sobre la piel realizadas mediante la impregnación de la epidermis con pigmentos variados y figuras diversas, la presencia de estas modificaciones corporales tiene hoy un papel muy importante en nuestra sociedad, como lo es también en el estudio de las ciencias forenses. Reporte de caso: Se trata de un cadáver desnudo, de sexo femenino, desconocido, localizado en un arroyo de aguas negras, en avanzado proceso de putrefacción, así como ausencia de tejidos blandos en rostro por antropofagia cadavérica, en la revisión externa se localizaron varios tatuajes que posibilitaron la identificación forense positiva. Discusión: Los rasgos biométricos, las cicatrices, marcas en el cuerpo y tatuajes han sido especialmente importantes a nivel legal y forense, su estado de conservación perdura aún después de un avanzado estado de descomposición cadavérica, permanecen aún después de la perdida de las capas superficiales de la piel Conclusiones: Con el presente reporte demostramos la utilidad en la identificación de cadáveres desconocidos, y el rol primordial del estudio exterior del cadáver e inspección de tatuajes.

Palabras clave: sistemas, identificación, forense, tatuajes, cadáver, desconocido.

ABSTRACT

Introduction: In the forensic identification of unidentifed corpses, several technological clinical tools are used in order to obtain data that may be relevant in the judicial investigation. One of them is the registration and documentation of tattoos. Tattoos are body modifications with marks on the skin made by impregnating the epidermis with various pigments forming diverse figures. Their presence plays a very important role in our society, as it is also in the study of forensic sciences. Case report: The naked corpse of an unidentified female was located in a sewage stream, in an advanced process of putrefaction, with no soft tissues on the face due to cadaveric anthropophagy. In the external inspection, several tattoos were located that made positive forensic identification possible. Discussion: Biometric features, scars, marks on the body and tattoos have been especially important at a legal and forensic level, their state of conservation persists even after an advanced state of cadaveric decomposition, they remain even after the loss of the superficial layers of skin Conclusions. With this report we demonstrate the usefulness of the exterior study of the corpse and inspection of tattoos in the identification of unidentified corpses.

Keywords: systems, identification, forensic, tattoos, corpse, unidentified.

1. INTRODUCCIÓN.

El tatuaje como modificación corporal como lo menciona Brena probablemente haya surgido a partir de la pintura o arte rupestre en el paleolítico superior, y es que el homo sapiens fue el primer homínido en dominar este elemento de la expresión humana. El evento más antiguo del que se tiene reporte surgió a partir de un descubrimiento  en los Alpes en 1991 cuando descubrieron los restos momificados de un cazador de neolítico al nombraron como “oetzi” de aproximadamente 5300 años, el cual mostraba la espalda y rodillas tatuadas.(1)

El origen de la palabra tatuaje no está del todo claro, sin embargo, al parecer proceder etimológicamente de la palabra “ta” del polinesio “golpear”, o de la antigua práctica de crear un tatuaje mediante el choque de un hueso contra otro sobre la piel, con el consiguiente sonido “tau-tau”(2). En un sentido apuesto López menciona que según investigaciones en 1925, se encontró que en una serie de expediciones a Irak, Egipto, Siria, Irán, en el Cáucaso y en la zona que rodea el Golfo Pérsico se estableció que el tatuaje nació precisamente como parte de ritos religiosos en la cultura preto-mediterránea y luego se difundió siguiendo el recorrido de las migraciones prehistóricas (3).

Los individuos pueden usar el tatuaje como una manera de llamar la atención o como forma amenazante, a través de ellos se puede exhibir el rechazo a la condición de una conducta socialmente aceptable, es una manera consciente o inconsciente de manifestar rasgos de personalidad, identidad, sentido de pertenencia, anhelos, frustraciones u otros sentimientos, por lo cual el tamaño y sitio en el que se realiza el tatuaje también tiene un significado, si es la manifestación de un sentimiento o de la combinación de muchos sentimientos, tal vez tatuarse es solo el principio para expresarse y el tatuaje lo realizaran en un sitio poco vistoso donde ese sentimiento se mantenga protegido (4). La sociedad mestiza de Latinoamérica es una combinación única de prácticas religiosas y sociales tradicionales y modernas que utilizan los tatuajes.

Las cicatrices, los tatuajes y todo tipo de marcas en el cuerpo pueden servir para identificar sospechosos durante una investigación policial y, al mismo tiempo, pueden cumplir una importante función en el esclarecimiento de un crimen, al permitir la identificación de las víctimas (5).

Actualmente ayuda mucho en la identificación de carpeta de investigación de desconocidos. En las ciencias forenses, los tatuajes se consideran marcadores de identificación que, debido al incremento del uso en la sociedad, son muy útiles, para una identificación positiva forense, en ocasiones como sucede en Latinoamérica por falta de recursos económicos y la carencia en muchos servicios médicos forenses de prueba genética, los tatuajes resultan ser de gran valor positivo para una buena identificación forense. En especial, si se le valora, si es único o múltiples, su forma, localización, tipo de tinta utilizada.

Desde la perspectiva de las ciencias forenses, los tatuajes son de suma importancia como elementos individualizantes y ser considerados como elementos de identificación del cadáver en calidad de desconocido (6), debido al incremento de esta práctica en la sociedad, como se demuestra en un estudio realizado por la Academia Americana de Dermatología llevado a cabo en el año 2006 se encontró que el 30% de norte-americanos en un grupo comprendido entre 18 y 29 años tenían uno o más tatuajes (7); y es que su uso no solo es estético sino además como símbolo que representa desobediencia hacia las reglas de la sociedad, manteniendo así el deseo por comunicar información y creencias de manera no verbal (8,9), su uso se ha generalizado en las sociedades occidentales.

En la labor del médico legista y el área de criminalista son elementos prioritarios por sentar los primeros registros de individualización delincuencial y su estudio en México emerge como un dispositivo de comparación iconográfica utilizada por los precursores de la criminología moderna (8). Ya por ello resultan ser muy útiles para una identificación positiva forense además, representan información valiosa para el registro de datos de los archivos forenses, y es que se han creado bases de datos como sistema el Tattoo-ID, el cual es un sistema de recuperación de imágenes basado en contenido (CBIR) para la coincidencia y recuperación automática de tatuajes el cual fue creado en el año 2007 en la Universidad Estatal de Michigan por un grupo de ingenieros e informáticos (7).

Los tatuajes no sólo señalan las características particulares que hacen que un individuo sea diferente de los demás de su clase, también ayudan a conocer una serie de sucesos relacionados, de­bido a que siguen un diseño que conlleva un relato (experiencia, deseo, pérdida, conflicto) que intenta explicar el origen de esta decisión (10). Analizar los tatuajes contribuye a la identificación forense, ya que proporcionan información sobre la posible afiliación del cadáver a ciertos grupos de pertenencia, su ocupación y sus hábitos personales (6). Los tatuajes son bastante útiles como un sistema de identificación de individuos formado parte esencial de la primera etapa del reconocimiento exterior durante la necropsia médico legal como un elemento de características especiales (tatuajes, cicatricez, lunares y malformaciones) (11).

Los pigmentos cutáneos permanecen notables e intactos incluso después de un avanzado estado de descomposición cadavérica y de la pérdida traumática de capas superficiales de la piel, ya estos se encuentran depositados en la dermis siendo más difícil acceder a ellos para borrarlos, a un que es cierto que se pueden evancer o intentar borrarlos con métodos como salabrasion en la cual se coloca cloruro de sodio sobre el tatuaje de tal modo que provoque con sus cristales una abrasión mecánica de la superficie cutánea hasta la dermis superficial y la posterior migración del pigmento al espacio extracelular por un mecanismo de osmosis o por medio de métodos más agresivos como los térmicos, químicos o por luz tipo laser de diversos espectros de onda (12).

El objetivo general de este articulo es demostrar la utilidad de los tatuajes en las ciencias forenses.

2. PRESENTACION DEL CASO

Se trata de un cadáver de sexo femenino que fue encontrado en un arroyo de aguas negras en una comunidad de México. Al realizar el levantamiento del cuerpo se aprecia un rostro desfigurado. Durante el desarrollo de la necro cirugía, fue informada la presencia de unos presuntos familiares los cuales reportaron que su hija de 24 años había desaparecido nueve días previos y desde ese momento desconocían su paradero. Dan  como características físicas un cabello castaño obscuro, largo, ondulado, frente mediana, cejas semi pobladas arqueadas, ojos medianos, ovales, iris color café, nariz mediana dorso recto, base mediana, boca mediana con labios regulares, mentón oval, cara oval, orejas medianas ovales, lóbulos adheridos, tez morena clara, conformación completa, estatura de 175 cm, dentadura completa con tratamiento de Brackets, así como unos tatuajes en el cuerpo que consistían en 1.- figura de una corona en hombro derecho, 2.- la figura de una rosa de color negra en antebrazo derecho. 3.- una leyenda en cara interdigital de dedo medio de mano derecha, 4.- la figura de un gato sentado en la parte posterior de pierna derecha. El presente caso de ingreso al anfiteatro como Desconocida # 02,  un cuerpo femenino, desnudo, en un avanzado proceso de putrefacción correspondiente al periodo de Saponificación o Adipocira, así como ausencia de tejidos blandos en rostro por antropofagia cadavérica, se procede a la inspección externa del cuerpo donde se reconocen las características físicas individualizantes mismas que correspondían con las referidas por los familiares. Durante la apertura de las cavidad craneal se encontró un orificio de entrada por proyectil de arma de fuego en el arco supra ciliar izquierdo mismo que salió por el arco supra ciliar derecho, fracturando linealmente el etmoides y el parte del macizo facial.

Se concluyó como causa de muerte: Herida penetrante de cráneo producida por proyectil de arma de fuego (imagen 1).

La identificación positiva del cadáver se logró llevar a cabo a pesar del estado de descomposición gracias a la presencia de tatuajes en tejidos blandos, los cuales consistentes en la figura de una corona en hombro derecho (imagen 2), figura de una rosa de color negra en antebrazo derecho (imagen 3), leyenda en cara interdigital de dedo medio de mano derecha (imagen 4), figura de un gato sentado en la parte posterior de pierna derecha (imagen 5).

Imagen 1. A nivel de la base se observa el orificio del proyectil el cual salió fracturando esfenoides, así como fractura horizontal que va de arco ciliar izquierdo, glabela y termina en arco ciliar derecho.
Imagen 3. Tatuaje de una rosa de color negro en cara interna del antebrazo derecho.
 

3. DISCUSION

Dentro del universo posible de rasgos biométricos útiles en los sistemas de identificación humana, los tatuajes, cicatrices, malformaciones, particularidades encontradas, tanto en la cara anterior como posterior. Los primeros han sido especialmente importantes a nivel legal y forense, ya que perduran muchos días después de la muerte y se logran visualizar, y mejoran su eficacia siempre y cuando al tomarse la fotografía, se busque el máximo detalle para tratar de recuperar la forma y el color del dibujo (13).

En el ámbito criminológico, los tatuajes suelen contener algunas pistas importantes en cuanto a los antecedentes del sospechoso, como su pandilla de origen, sus creencias religiosas, condenas anteriores. Como lo menciona Cerbino en su estudio sobre tatuajes y violencia, existen ciertos grupos delictivos que recurren al tatuaje en rostro como una práctica que evidencia algunas de las formas en que los jóvenes, a la vez que ejercen violencia, la padecen (14, 15).

Los tatuajes forman un papel importante en estas ciencias, su estudio es de vital relevancia por el estado de conservación que guardan a lo largo tiempo aún después de los fenómenos de descomposición cadavérica que sufren los tejidos blandos en mayor proporción que los pigmentos cutáneos, ya que el sitio donde se acumular es la dermis superficial (16), protegidos aún después de la perdida de las capas superficiales de la piel (epidermis) (6).

En este punto es importante mencionar al Dr. Alejandro Cárdenas Rodríguez, considerado padre de la rehidratación cadavérica mismo que patento una técnica llamada rehidratación de tejidos blandos presentes en cadáveres momificados y reversión de procesos de putrefacción con fines forenses de identificación y determinación de causas de muerte, la cual revierte los signos de putrefacción y mejoran la caracterización de los tatuajes en tejidos blandos (17, 18).

En México no existe un sistema o metodología para la clasificación de tatuajes que permita la identificación de cadáveres con designación de desconocido. No obstante, se conocen el ámbito internación varias clasificaciones como la propuesta por Bonnet (19), el cual los clasifica en:

a) decorativos: geográficos, familiares y eróticos

b) identificativos: en su mayoría de carácter ocupacional (marineros, legionarios)

c) médicos: quirúrgicos y medicamentosos

Esta clasificación se amplió con la descripción del estilo del tatuaje. Con las siguientes categorías:

a) personales

b) tradicionales

c) religiosas

y las combinaciones posibles entre ellas.

Otra clasificación la proporciona el profesor Ferrer Cagigal que dividía los tatuajes en siete grupos: 1) Hieroglifos (son las figuras y signos hechos con pequeñas líneas o puntos de significación vaga y oscura) y esquistos (todos los dibujos en los cuales no se pude precisar un parecido).; 2) Inscripciones y leyendas; 3) Eróticos; 4) Peligrosos; 5) Profesionales; 6) Fantasías y conmemorativos; y 7) Humorísticos.(20)

Hermosillo nos proporciona una ficha de registro (imagen 5) para la clasificación de tatuajes como método de identificación forense (6).

Imagen 5.- ficha de registro para tatuajes. Tomado de Hermosillo et al.  

Estos sistemas de clasificación para tatuajes aunque ya hace varios años que se propusieron, siguen contando con vigencia por la utilidad en el estudio de cadáveres designados como desconocidos a fin de proporcionar elementos objetivos en la identificación positiva. Cuando no existe un alto de grado de certeza, podemos apoyarnos en métodos fehacientes como la recopilación de datos biográficos, métodos hablados, descripciones de las características que eventualmente llevan a una conclusión de individualidad; por ejemplo, las prendas que portaba, talla, peso, edad, contextura, presencia de barba, bigote o más comúnmente señales individualizantes, como pueden ser lunares, cicatrices, tatuajes, amputaciones de miembros y prótesis (21), mejorado las posibilidades de identificación4.

4. CONCLUSIÓN

El presenta caso nos confirma que en la actualidad, el uso de identificación de tatuajes en las ciencias forenses es de gran valor.  Éstos son considerablemente útiles en la identificación de restos humanos a un en estado de putrefacción, pues quedan notables e incluso intactos.

Con la revisión que realizó Hermosillo para la clasificación de tatuajes (6), se estableció su utilidad en los estudio de cadáveres de condición desconocida. El análisis forense de los tatuajes no debe ser abordados bajo la lupa de una sola clasificación como la propuesta por el argentino Bonnet, siendo más enriquecedor para el análisis del médico forense subclasificarlos en términos de hieroglifos y exquisitos, inscripciones y leyendas, eróticas, religiosas, profesionales, fantasías y conmemorativas, así como humorísticos. Además, la variación y complejidad en los grosores de líneas y tipos de tintas indican si es o no un trabajo profesional.

Un registro sistemático de tatuajes nos permitiría hacer archivos forenses y bancos de información, o incluso sistemas digitales para identificación de tatuajes en bancos digitales como los propuestos en el sistema Tattoo-ID, con lo anterior no solo para sugerir una identidad y sacar una conclusión sobre la identidad de una persona y lograr su identificación, incluso en personas desaparecidas o privadas de su libertad o algunas que tratan de ocultar su identidad.

Los autores del presente trabajo creemos que es necesario contar con una clasificación estándar de tatuajes nacional y bancos de información en la materia, ayudando también a entender “el discurso corporal” si es que el perito conoce el significado intrínseco de los mismos.


Referências bibliográficas

  1. Torres Brena PV. Una mirada antropológica del Utilizando el cuerpo: tatuaje [Internet]. 2007. p. 98. Available from: http://www.proarhep.com.ar/wp-content/uploads/Torres_Mirada-antropologica-del-tatuaje_2007.pdf
  2. Ganter R. De cuerpos , tatuajes y culturas juveniles. Espac Abierto. 2005;14(1–2):25–51.
  3. Lopes Elaine da Silva. El Tatuaje en el mundo y su relación con la Religión. Ruta. 2015;6:1–9.
  4. Jose F. Monaza. Los tatuajes y la criminologia [Internet]. 2016. Available from: https://asesorialegalenvalledelapascua.blogspot.com/2016/11/los-tatuajes-y-la-criminologia.html
  5. Javier Piacente P. desarrollan un sistema biometrico de identificacion por tatuajes mas rapido y efectivo [Internet]. Tendencias; 2009. Available from: https://tendencias21.levante-emv.com/desarrollan-un-sistema-biometrico-de-identificacion-por-tatuajes-mas-rapido-y-efectivo_a3431.html
  6. Hermosillo G, Tovar U, Gómez-Valdés J, Saint-leu PH. Clasificación de Tatuajes como Método de Identificación Forense. Estud Antropol Biológica. 2011;15:219–27.
  7. Jain AK, Lee JE, Jin R. Tattoo-ID: Automatic tattoo image retrieval for suspect and victim identification. Lect Notes Comput Sci (including Subser Lect Notes Artif Intell Lect Notes Bioinformatics). 2007;(December):256–65.
  8. Luévano ÁR. Tatuajes, territorios corporales del México finisecular Tattoos, Body Territories in Late 19th Century Mexico. Trace. 2016;70:107–27.
  9. Ballén Valderrama JE, Castillo López JA. La práctica del tatuaje y la imagen corporal. Rev Iberoam Psicol Cienc y Tecnol. 2015;8(1):103–9.
  10. Palleiro MI, Cardona A. Narrativa: identidades y memorias [Internet]. Dunken; 2005. (Colección Narrativa, identidad y memoria). Available from: https://books.google.hn/books?id=N8KAAAAAMAAJ
  11. Torres Carrasco K. Sistemas de identificación de personas. Ecos Soc. 2020;8(23):1215–27.
  12. Castro T, Velez M, Trelles M a. Tatuajes y su eliminación por láser. Tattoos and their removal by laser. Cir plástica Ibero-latinoamericana. 2013;39(2):195–205.
  13. Procuraduría General de la República. PROTOCOLO PARA EL TRATAMIENTO E IDENTIFICACIÓN FORENSE [Internet]. Vol. 7. Mexico: Conferencia nacional de procuración de justicia; 2014. p. 107–15. Available from: http://www.coahuilatransparente.gob.mx/disp/documentos_disp/PROTOCOLO PARA EL TRATAMIENTO E IDENTIFICACIÓN FORENSE.pdf
  14. Cerbino M. Jóvenes víctimas de violencias, caras tatuadas y borramientos. Perfiles Latinoam [Internet]. 2011;38:9–38. Available from: http://www.scielo.org.mx/pdf/perlat/v19n38/v19n38a1.pdf
  15. Solarte Clavijo MA. ANÁLISIS DE LOS SIGNIFICADOS Y ASPECTOS SIMBÓLICOS, SOCIALES Y SUBJETIVOS ASOCIADOS AL TATUAJE, DESDE LA IMAGEN Y SU REPRESENTACIÓN, EN INDIVIDUOS DE LA CIUDAD DE CALI [Internet]. Universidad del Valle; 2015. Available from: https://bibliotecadigital.univalle.edu.co/bitstream/handle/10893/18444/CB-0534659.pdf?sequence=1
  16. Ramírez Correa AI. IDENTIFICACIÓN FORENSE. In: identificación forense. 1°. Mexíco: trillas; 1990. p. 95.
  17. Caselli I. Alejandro Hernández Cárdenas, el médico que rehidrata a los muertos en México para identificarlos. BBC NEWS [Internet]. 2017 Jun 17; Available from: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-40246551
  18. Baltazarl E. Las increíbles técnicas de los forenses mexicanos para identificar cuerpos irreconocibles y rastrear a los asesinos. INFOBAE [Internet]. 2018 Jun 3; Available from: https://www.infobae.com/america/mexico/2018/06/03/las-increibles-tecnicas-de-los-forenses-mexicanos-para-identificar-cuerpos-irreconocibles-y-rastrear-a-los-asesinos/
  19. Bonnet EFP. Medicina Legal. 2da ed. Buenos Aires: Libreros Editores; 1980. 928 p.
  20. Manso Josep A, Bardalet Viñals N, Dolado Cuello J, Jiménez Jiménez AJ, Lucena Romero J, Martínez Alcázar H, et al. Terceres Jornades Catalanes D’Actualització en Medicina Forense. 1ra ed. Barcelona; 1995. 48–67 p.
  21. Barraza Salcedo M del S, Rebolledo Cobos ML. Identificación de cadáveres sometidos a altas temperaturas, a partir de las características macroscópicas de sus órganos dentales y la aplicabilidad de la genética. Jul-Dic [Internet]. 2016;35(74). Available from: http://dx.doi.org/10.11144/Javeriana.uo35-74.icsa%0Ahttp://www.javeriana.edu.co/universitasodontologica