Reporte de Caso

VISIÓN MONOCULAR E INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO

Los autores informan que no existe conflictos de intereses.

INTRODUCCIÓN: Desde septiembre de 2011, el manual para la caracterización de personas con deficiencia considera a las personas con visión monocular como deficientes. La visión monocular, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) (1), se caracteriza por la pérdida irreversible de la visión en un ojo cuya agudeza visual es menor a 20/400 con la mejor corrección óptica. Tal situación requiere la atención del médico para comprender la adaptación tanto del ojo remanente como de la capacidad laboral del individuo, que necesita aprender a convivir con esta pérdida visual y sus consecuencias (2). Se sabe que esta alteración cursa con la alteración del campo visual correspondiente al ojo afectado y dificulta la visión en profundidad debido a la pérdida de la visión binocular (3). Con el tiempo, sin embargo, ocurre una adaptación funcional, y el cerebro busca ajustarse con base en la información visual que recibe del ojo funcional (4).

OBJETIVO: Evaluar si la visión monocular causa incapacidad omniprofesional.

MATERIALES Y MÉTODOS: Se utilizó una revisión de la bibliografía sobre visión monocular, dictámenes técnicos, resoluciones del Consejo Nacional de Tránsito, reglamentos de la Fiscalía General de la Hacienda Nacional, jurisprudencia.

DISCUSIÓN: La deficiencia visual unilateral, conforme está definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se refiere a la pérdida de la visión de un lado, que, con la mejor corrección óptica, en un examen de agudeza visual es menor que 20/400(1). Esta pérdida visual puede comprometer algunas actividades profesionales, como pilotar un avión, ser conductor profesional y tener visión estereoscópica para ser cirujano, por ejemplo. Existe la necesidad, en estas actividades específicas, de la integridad de las vías ópticas de los dos ojos para un desempeño adecuado (7). Sin embargo, la persona con visión monocular puede obtener el Carné Nacional de Habilitación (CNH) tipo B y realizar todas las otras actividades de su vida diaria, en la mayoría de las veces, sin dificultad (8). Cuando comparamos la visión monocular con la ceguera total, notamos cuan funcional es el individuo monocular (9). Permitiendo entender, que a pesar de estar considerada una deficiencia, su incapacidad abarca la clasificación de parcial y permanente multiprofesional y no existen criterios para que tal compromiso se encuadre como una incapacidad total y permanente omniprofesional, ya que la mayoría de las actividades laborales podrían ser desarrolladas sin impedimentos (10, 11). Evidentemente, existen algunas excepciones, principalmente en aquellos individuos sin alteraciones visuales que ejercen como función habitual alguna actividad que comprometa su realización en caso de tornarse monocular, en el caso de que la rehabilitación no sea una posibilidad, para los criterios de la previsión social, es aceptable considerar que existe una incapacidad total y permanente, para ese caso, considerando una jubilación por invalidez (12).

CONCLUSIÓN: Para fines periciales, a priori, a pesar de la pérdida de la visión de un ojo, no existe una condición incapacitante al punto de impedir la realización de cualquier actividad laboral. Pues, a pesar de estar considerado por la legislación actual como deficiente, el monocular no es incapaz de forma total ni permanente omniprofesional, ya que las restricciones profesionales están enfocadas a algunas actividades específicas, siendo posible ejercer la mayoría de las profesiones, no impidiendo la realización de tareas laborales diarias. (5, 6)


Referencias bibliográficas

1. Moreira L. Cegueira sob a visão médica. Mosquera C, organizador Deficiência visual: do currículo aos processos de reabilitação Curitiba: Editora do Chain. 2014:67-92.
2. Gil FCM. A criança com deficiência visual na escola regular: Universidade de São Paulo; 2009.
3. Araujo ARM. Fatores sensoriais visuais que influenciam o dimensionamento subjetivo na percepção de tamanho: um estudo de escalonamento psicofísico: Universidade de São Paulo; 2014.
4. Buys N, Lopez J. Experiência sobre visão monocular na Austrália. Journal of Visual Impairment & Blindness American Foundation for the Blind. 2004.
5. Lino LJdO. A visão monocular e a aposentadoria especial da pessoa com deficiência. 2017.
6. Canella RSB, Canella SE. Direito previdenciário: atualidades e tendências: Editora Thoth; 2018.
7. CONSELHO INTERNACIONAL DE OFTALMOLOGIA. Padrões visuais: aspectos e intervalos da perda da visão. CIO relatório. Sydney, 2002.
8. COSTA, Marcelo Fernandes da; VENTURA, Dora Fix. Visão binocular. In: FEITOSA-SANTA, Claudia; SILVEIRA, Luiz Carlos de Lima; VENTURA, Dora Fix (Org.). Cadernos da Primeira Oficina de Estudos da Visão. São Paulo: IP-USP (NeC), 2007.
9. DINIZ, Debora. O que é deficiência. São Paulo: Brasiliense, 2007.
10. INSTITUTO DE ESTUDOS PREVIDENCIÁRIOS. Manual Aposentadoria Especial dos Deficientes e Fatores Multiplicadores. Belo Horizonte, [2013].
11. LOPES, Lais de Figueirêdo. Nova concepção sobre pessoas com deficiência com base nos direitos humanos. Revista Brasileira de Tradução Visual, Recife, v. 17, n. 17, 2014.
12. . MÂNGIA, Elisabete Ferreira; MURAMOTO, Melissa Tieko; LANCMAN, Selma. Classificação internacional de funcionalidade e incapacidade e saúde (CIF): processo de elaboração e debate sobre a questão da incapacidade. Revista de Terapia Ocupacional da Universidade de São Paulo, São Paulo, v. 19, n. 2, p. 121-130, maio/ago. 2008.